martes, 29 de marzo de 2011

LAS CASTAÑUELAS (VI)

Guardaba el colgante de castañuelas que le regaló Ava en su secreto encuentro rondeño mientras, en el ruedo, mataba el segundo Dominguín.

LAS CASTAÑUELAS (V)

Harto de violín y flauta dulce, lo primero que hizo al conseguir la custodia de los niños fue apuntarlos a guitarra y castañuelas.

LAS CASTAÑUELAS (IV)

Los achaques le sacaron de la mar, y con maderos de barcaza hizo unas castañuelas que cuando las tocaba su mujer le sonaban a sal y bahía.

LA CIGÜEÑA (II)

La negra trabaja sin descanso de sol a sol mientras la blanca la mira acomodada negándose a hacer más de una entrega por pareja.

LA CIGÜEÑA (I)

Mientras el Lince busca faldas y el Hiena ríe chistes malos, Cigüeño se liga a la camarera con eso de que no le cabe en un vaso de tubo.

jueves, 24 de marzo de 2011

TRAS LA NOCHE

Después de la boda, la noche había sido larga. Aún aturdido por los excesos y las celebraciones, se levantó en busca de la mujer a la que, horas antes, había prometido amor eterno ante Dios y ante los hombres. Deambuló aturdido por la habitación, pero de ella sólo encontró un vestido rasgado y la certeza de que nunca había existido.


(junio de 2004)

DE SALDO

Se bebió la despedida hasta que se le oxidó el alma y, cuando despertó, con la vista aún perdida entre la bruma de la derrota, se propuso dejar los saldos solo para las rebajas.

EL TENEDOR I

Todos los profesores decían que era un demonio, y él les daba la razón pinchando con el tenedor el culo de sus compañeras en el recreo.


EL TENEDOR II

Con la mejor vajilla en la mesa, el marqués invita a un mendigo y le da cubiertos de plástico para evitar que su hijo los use en el futuro.

miércoles, 16 de marzo de 2011

LA LOTERÍA

Se compró un mercedes, cambió de casa y empezó a vestir de marca. Gastó todos sus ahorros en aparentar que le había tocado la Lotería.

domingo, 13 de marzo de 2011

LAS CASTAÑUELAS III

El abuelo mudo, en la Nochebuena gitana, araña palos marcando el compás con dos quintos de cerveza vacíos a modo de castañuelas.

LAS CASTAÑUELAS II

Se las regaló de mocitos, y pisaron juntos plazas, ventas y teatros. Cuando él calló, las guardó en paño y las escuchaba solo en su cabeza.

LAS CASTAÑUELAS I

Ya no llamaban para bailar en la venta, y lo hacía en la calle para los guiris. A falta de cucharillas usaba las castañuelas para tirar de chuta.