domingo, 10 de julio de 2016

EL COLUMPIO

Se reían de su cojera, y no le elegían para jugar al fútbol porque corría poco y mal. Hasta que un día, en el columpio, les enseñó a volar.







No hay comentarios:

Publicar un comentario