sábado, 5 de noviembre de 2011

EN EL MUSEO

Al guardia le costó separarle de los fríos pechos de la estatua griega. Ante el juez, su única defensa fue que lo hizo "por amor al arte".

No hay comentarios:

Publicar un comentario