sábado, 5 de noviembre de 2011

OJOS VERDES

Sonrió al ver cómo los cristales oscuros del coche se comían los arrogantes ojos verdes que le habían devuelto la esperanza de ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario