viernes, 10 de febrero de 2012

CUANDO APENAS QUEDAN MONEDAS

Cuando apenas le quedaban monedas en el bolsillo y billetes en el banco, decidió que era buen momento para empezar a dar limosnas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario