sábado, 29 de diciembre de 2012

EL REY DE LOS MENDIGOS

Al Rey le satisfizo ver que su pueblo eufórico le aclamaba con los brazos extendidos. Al bajar del caballo comprobó que pedían limosna.

PARA APRENDER DE LA VIDA

Para aprender de la vida decidió cambiar el alfabeto de los libros por el de los taninos arañando el interior de copas apuradas.

PRESO

Los presos se pasan la noche observando desde sus celdas al vigilante que hace la ronda encerrado en su pasillo.