jueves, 21 de noviembre de 2013

DE RELOJES Y ADIOSES

Con la despensa llena de adioses y el salón atestado de incertidumbres, se dedicó a coleccionar relojes rotos para no perder más el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario