viernes, 22 de noviembre de 2013

EL ASESOR

El Asesor no tardó en aprender que, para sobrevivir, debía poner más empeño en el aplauso que en el consejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario