jueves, 11 de febrero de 2016

HIPOTECA

Cuando alguno de sus clientes firma una hipoteca todos sonrían, pero solo él escucha cómo carga armas el pelotón de fusilamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario