miércoles, 11 de mayo de 2016

EL ASESOR: Diario de campaña

4.-El Partido

Asumidos los mimbres del candidato, el siguiente paso del asesor es analizar los del partido para completar el cesto. Confirmar que el PIRLA (Partido Independiente Revolucionario para Liberales Autónomos), iba a dar tanto castigo como su líder era tan sencillo como acercarse a sus principios fundacionales.

Con un origen de sobremesa larga y vaso ancho, unas siglas con menos sustancia que un tertuliano de reality, y un programa tan de centro como flexible para escorarse a izquierda o derecha según conveniencia, el PIRLA era el caramelo envenenado que Juan Cuadrado estaba llamado a convertir en principal fuerza política del país.

Terminado el primer asalto, Cuadrado se retira a su rincón, más azotado que una alfombra vieja mientras tamborilea con el lápiz en su cuaderno de notas y piensa: “Juanito, Juanito. Con estos bueyes tenemos que arar”.

EL ASESOR: Diario de campaña (entregas anteriores)




No hay comentarios:

Publicar un comentario