jueves, 23 de junio de 2016

EL ASESOR: Diario de campaña

26.  Operación bikini

El candidato, sedentario por naturaleza, durante la campaña hace suyo aquello de un país para comérselo. Cada vez que la visita urbana o el salutatio vecinal implican una o varias paradas en establecimientos de gastronomía de todo tipo él disfruta como cochino en lodazal.

En los mercados huye de los puestos de verdura, y cambia el itinerario de la comitiva electoral cada vez que atisba la posibilidad de dejarse caer por alguna charcutería en la que trabajar mandíbula con un buen cinco jotas.

Cuando ya se ve en el horizonte la jornada de reflexión, el candidato ha dado gloriosas portadas con mancha de fabada en la solapa, dándole a la bratwrust con más pericia que la compañera de piso de Nacho Vidal, migas de tortilla alojadas en el bigote, restos de inabarcables helados en la comisura de los labios… y en todas las fotos,Juan Cuadrado, pañuelo de papel en ristre, intentando evitar la indigna instantánea.

-No te preocupes Juan, que esto me hace más cercano, más del pueblo. -Sonríe el secretario general del PIRLA chorizo al infierno mediante.

-No te equivoques candidato, esto lo que hace es que sea más fácil saltarte que rodearte. Mañana, dominó y jubilados, que eso no engorda.



EL ASESOR: Diario de campaña (entregas anteriores)

No hay comentarios:

Publicar un comentario