jueves, 30 de junio de 2016

EL ASESOR: Diario de campaña

33. Rueda de prensa 3.0

Juan Cuadrado, el Asesor, estaba convencido de que ha llegado el momento para dar el primer paso. "El resto ha empezado a enseñar sus cartas y ahora es cuando empezamos nosotros a jugar".

Los demás han empezado a poner sus condiciones: el que más votos tiene propone un regalo envenenado a su enemigo histórico; el segundo de la clase es consciente de que, haga lo que haga, diga lo que diga, y decida lo que decida, va a ser perjudicial para sus intereses, así busca cobrarse una buena pieza antes de que sus propios compañeros de caza cuelguen su cabeza en la sala de trofeos; el tercero se lame resignado las heridas y contempla los combates desde la barrera, confiando en los idus de julio les devuelvan a la arena del anfiteatro; y los cuartos, más de mus que de póquer, lanzan un órdago a chica, a grande, a pares y a juego. Mientras, el candidato del PIRLA, toca y retoca su lista de deseos esperando a que el Asesor anuncie el pistoletazo de salida.

Cuadrado sabe que todos esperan ansiosos lo que tenga que decir el candidato del PIRLA, igual que es consciente de que no debe dejarle en la línea de tiro más que el tiempo imprescindible. "La puesta en escena tiene que ser perfecta. Tengo que conseguir de nuevo que lo menos importante sea lo que dice".

Agotado el plasma como recurso para que el candidato pueda leer tranquilamente y los periodistas no comentan la impertinencia de preguntar, tras horas de sesudas reflexiones, el Asesor parece haber encontrado la fórmula perfecta. "Jefe, aquí tienes el discurso. Ya están convocados los medios para mañana. Vas a ser el primer holograma en dar una rueda de prensa. Y como funcione bien igual te libras hasta de ir a los plenos".

EL ASESOR: Diario de campaña (entregas anteriores)

No hay comentarios:

Publicar un comentario