lunes, 13 de junio de 2016

EL ASESOR: Diario de campaña

17. El Debate

El candidato llevaba semanas eligiendo el color de la corbata, el tono del traje, las alzas de los zapatos. Se había visto los debates desde cuando Campo Vidal era becario. Especialmente interesado por los últimos enfrentamientos, sacó como conclusiones que había que hablar de nuevas políticas, acercarse a los ciudadanos aunque sean algo absolutamente ajeno, sacar gráficos que ascienden o descienden según conveniencia, desquiciar rápidamente al contrincante y pedir al candidato que no se ponga nervioso... lo que no acababa de cuadrar en sus notas era algo sobre un tal Ruiz.

La mañana del debate, el candidato se levantó ilusionado, había tenido una gran idea sobre los carteles electorales, había desayunado a la hora del almuerzo, y con los deberes hechos, se entregó vívamente, bufanda al cuello y vuvucela al viento, a animar a La Roja.

Afortunadamente, un partido de Eurocopa a la hora de la sobremesa y la dosis apropiada de alcohol y tranquilizantes permite que un candidato duerma como un bendito durante horas y su asesor se ahorre explicarle que de esos atriles ninguno, nunca, fue suyo.


EL ASESOR: Diario de campaña (entregas anteriores)



No hay comentarios:

Publicar un comentario