viernes, 8 de julio de 2016

EL ASESOR: Diario de campaña

40. Ficción y realidad

El candidato antes de meterse en política, no tenía más ambición que una pelusa de sofá, pero ahora cuenta con el talento de un asesor con herramientas suficientes como para permitirle permanecer abrazado a su escaño durante décadas.

Cuadrado se encargó personalmente de manejar en la sombra la corriente crítica del PIRLA encabezada por el cuñado del secretario general del partido. Una vez convocadas las bases, solo quedaba redactar un enunciado tan elocuente como:

Deposita su confianza en el secretario general del partido para llegar a los acuerdos más beneficiosos para los intereses del PIRLA en particular y la ciudadanía en general

SÍ               NO

El resto del proceso era sencillo, el asesor se ocupó de entregar en sobre cerrado el voto a cada uno de los familiares y amigos incondicionales de su jefe, el 90% de los convocados a las urnas.

Durante el recuento, el candidato observa satisfecho cómo crecen de forma aplastante los porcentajes a su favor y el Asesor piensa: “En política, convertir una ficción en realidad se basa en cosas tan sencillas como esta, o decir que Irak tenía armas de destrucción masiva”.



EL ASESOR: Diario de campaña (entregas anteriores)




No hay comentarios:

Publicar un comentario