viernes, 26 de agosto de 2016

CENIZAS

Cuando ya no quedaron bosques, a los pirómanos solo les quedó jugar con sus propias cenizas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario