jueves, 11 de agosto de 2016

EL QUIOSQUERO

Con una clientela abonada a la cardiopatía y cercana a los 80, el quiosquero optó por vender periódicos atrasados para evitar sobresaltos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario