jueves, 8 de septiembre de 2016

EL PROFESOR Y LA BOLA DE PAPEL

Con tres décadas de docencia en los bolsillos, el viejo profesor sacó a la pizarra al alumno más díscolo de la clase, ocupó su pupitre al final del aula y le fusiló con bolas de papel mientras respondía a sus preguntas de álgebra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario