martes, 6 de septiembre de 2016

RABIA

Con la rabia todavía ensangrentándole las encías tiró los muros que la custodiaban y de una bocanada se tragó todo el aire de la calle.






No hay comentarios:

Publicar un comentario