martes, 14 de marzo de 2017

EL CAMPANERO

A medida que se acercaba a la iglesia, al campanero le sorprendió el tañido de sus campanas. Entre la confusión y el enfado abrió la puerta de la torre a la que solo él tenía acceso desde que heredara el oficio de su padre y subió acelerado las escaleras en busca del usurpador. Superado el último escalón, desde lo más alto, vio al enterrador abriendo una fosa en el camposanto y le sorprendió que el párroco no le hubiese avisado de que había misa de difuntos. Después Se acercó a la campana para llamar al culto y al asir la cuerda una fuerza le agarró del brazo y le obligó a tocar a Muerto por su propio funeral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario